domingo, 2 de agosto de 2009

Coleccionista de canciones



Que lindo es expresar los sentimientos a través de la música. Esas letras que adornan las melodías y que tantas veces coinciden con lo que sentimos en determinados momentos de nuestra vida.
Los latinoamericanos estamos acostumbrados a enamorarnos con canciones, a dedicar esos temas con los que nos identificamos al ser amado. Nuestras canciones suelen ser una permanente declaración de amor, otras veces declaran el despecho y dolor, pero la mayoría de las veces son inspiraciones que sencillamente invitan al amor.
Cuando se dedica una canción se intenta halagar a la pareja, decirle cuánto la queremos, no se intenta empalagarla como una vez escuché por ahí. Y es que inexplicablemente, mucha gente no tiene la sensibilidad para dejarse tocar por el lenguaje de una canción.
Yo me declaro abiertamente como una coleccionista de canciones, me transporto a través de esas melodías, a los sueños e ilusiones, a mi deseo de compartir la vida entera con la persona que quiero y así sin mas me convierto en protagonista de esas maravillosas historias de amor.

2 comentarios:

Felivia dijo...

Con melodía las palabras suenan mejor, sin duda. Y si hablamos de amor, la vía más expedita para expresarlo es una canción.
Me han dedicado y he dedicado temas que significan mis sentimientos hacia mi pareja en determinado momento. Es maravilloso.
Cuando estás a solas que la escuchas viene a la memoria ese ser, la canción te recuerda que alguien existe para ti, que hay amor.
Y cuando la escuchas inesperadamente, caminando por la calle o esperando turno en algún lugar, un cosquilleo invade el cuerpo.
Creo que cuando dedicamos una canción no convertimos en "inolvidable" para el destinatario ;)

Maritere dijo...

Asi es amiga, yo no concibo la vida sin música, sin esas canciones que muchas veces traen a nuestro recuerdo momentos inolvidables con personas..Según veo aquí la gente pasa olímpicamente de eso,mientras tanto yo sigo coleccionando esas melodías en mi corazón.

Mis libros preferidos

  • 11 Minutos, Paulo Coelho
  • El Oro y la Paz, Juan Bosch
  • El Perfume, Patrick Suskind
  • Paula, Isabel Allende