martes, 28 de diciembre de 2010

Sobre derechos de autor y otras yerbas


El otro día leyendo las actualizaciones de mis amigos de facebook que casi siempre suelen ser sobre frases que provienen de Internet, veía con asombro como uno de mis contactos tiene la mala costumbre de atribuirse la autoría de pensamientos que no han surgido de su ingenio.

Dudé en comentar su estado y dejarle al descubierto publicando el nombre del verdadero autor de la frase. Al final opté por hacerme de la vista gorda, total, aquello no era asunto de mi incumbencia.

Lo más triste de todo es ver la ignorancia de los que le seguían el juego, que al parecer no se daban cuenta que se trataba de un vulgar plagio.

Éste es sin duda uno de los problemas del internet, un supermercado de informaciones en donde todos los contenidos se comparten y en el que muchos no respetan la creación de los autores y mucho menos se toman la molestia de citar la fuente de donde obtienen sus "filosóficas frases".

No critico a quien le guste compartir frases en su muro porque en lo particular también lo hago, ahora bien, siempre respetando la propiedad intelectual y citando a su verdadero autor.

2 comentarios:

Felivia dijo...

Hoolaaa!

Mana, que buen post!! Coincido en todo contigo. Precisamente esta semana (y no había leído esta entrada tuya) escribí en mi perfil sobre lo desagradable que es cuando la gente publica frases ajenas sin citar su autor. Eso es vergonzoso.
Un día se le puede escapar una, pero que lo haga siempre es muy feo :(

Un abrazo!!

Maritere dijo...

Así es amiga, también ví el tremendo debate que se te armó con esa actualización..jjeje Lo cierto es que hay mucha gente que lo hace por ignorancia, pero otros se apropian de las ideas de los demás haciendo ver como si fuesen suyas.
Qué poca vergüenza!
Saluditos especiales ;)

Mis libros preferidos

  • 11 Minutos, Paulo Coelho
  • El Oro y la Paz, Juan Bosch
  • El Perfume, Patrick Suskind
  • Paula, Isabel Allende